ENVÍOS A TODO CHILE POR STARKEN. Esperar hasta que cargue la opción despacho.

RETIRO EN TIENDA Metro Los Leones coordinar con contacto@paska.cl 

ENVÍOS AL EXTRANJERO Rincón Pascualina en Facebook apsantisg@yahoo.com.ar

PARA PAGO con CUENTA RUT contacto@paska.cl

PARA PAGO NOVELA PASKA EN CUOTAS escribir a contacto@paska.cl

Las novelas en este sitio incluyen autógrafo.

En busca de la rica sopa rusa

Hace algo de frio, -dije-, Ayer encontré un rincón en donde sirven sopas rusas, hay tres variedades, las apunté: Borsch, Shchi, y Uja. Me miró serio. Pero yo ya conocía esa mirada cálida, de cuando quedaba como desarmado y gratamente sorprendido, como una candidez que se traslucía, aunque lo ocultara detrás de su semblante inalterable.

Mi inolvidable Torre Eiffel

_¡Viniste!-dije llena de contento. Lo tenía delante de mí sonriendo, con sus manos apoyadas en sus caderas, como esperando que yo lo abrazara. Mi gozo espontaneo y un movimiento instintivo, le extendieron mis brazos, y sin medir lo que hacia, lo abracé con enorme afecto, perdiendo con mi espontaneidad, toda la distancia que habia mantenido para no transparentar lo que por dentro de mí, sentía. Y sobre mis brazos, sentí los suyos y su regocijo de encontrarnos otra vez. Me miró. -El hombre siempre vuelve. L’homme revient toujour.

Bar segundo piso en el Mitte

Al llegar yo, Andriev estaba ahí, esperando con sus manos en los bolsillos y apoyado en una pared. Al verme se dirigió de inmediato, hacia mí. Le sonreí a la distancia. Caminamos rumbo al Mitte: el barrio en la mitad o barrio del centro y de ahí su nombre. Recorrimos en su busca de algún paraje la totalidad de aquel barrio artístico, lleno de graffitis en sus muros, con calles poco transitadas y que hoy sólo recorren a pie quienes se reúnen en sus bares y cafés para reír y pasar un buen rato. Andriev me indicó una sanguchería en…

Viggo

Viggo Virnnov era hijo de madre rusa, su padre era checo y había vivido siempre en Praga. Con Anna se conocían desde niños.Viggo tenía un carácter alegre y conciliador, aunque firme de convicciones; de muy buen porte, Viggo miraba el mundo a través de unos ojos claros y soñadores. Era muy artista y disfrutaba del teatro al igual que Anna. Su padre había sido hombre de negocios y desde su muerte, Viggo llevaba además el negocio familiar de producción de vidrio soplado y cerámica hecha a mano.Viggo había conseguido que Luka le adjudicase un papel en la obra para poder…

Glev y Tódor

Tódor y Glev formaban parte del equipo que Andriev lideraba en Berlín.Era imposible reconocerlos, se difuminaban en el entorno y estaban constantemente cambiando de lugar y de apariencia con una transformación prodigiosa. Le ocurrió a Larisa, chica de la compañía de teatro, que vio a Glev fumando en Alexanderplatz y se le acercó a conversar y pedirle el encendedor.Glev tenía un gran atractivo caucásico, sus ojos rasgados y pómulos salientes y vigorosos dejaban ver la.En ambos agentes se divisaba un marcado rigor interno, en sus comportamientos, en su autodominio y en sus conductas. Su identificación con el cometido encomendado era…

Triev

Triev Záitsev tenía la misma edad de Andriev y habían ingresado juntos a la Escuela de suboficiales del Servicio de Inteligencia en Minsk, Bieloru- sia. Al término de la era de la Unión Soviética la intrucción de la escuela se trasladó y ambos se fueron a Moscú.De estatura alta, nariz aguileña y ojos muy razgados, inspiraba al sonreír un efecto de desconfianza, como si al reír, se burlara. Su inteligencia aguda no pasaba desapercibida siendo depositario de altos cometidos, pero combinado con una exagerada dosis de ambición. Estas motiva- ciones pequeñas –creo que no hay nada más pequeño que la…

Anna

Anna era mi amiga muy querida y coincidió conmigo en la escuela en Praga y era la persona perfecta para traerme a tierra. De cabeza fría y ánimo estable, no solía hacerse problemas por nada. Si bien, éramos muy diferentes, creo que la vida de Anna, según sus propias palabras, no habría sido tan variada y entretenida de no haberse topado conmigo, pues todo lo que a ella no le sucedía, me ocurría a mí, y disfrutaba observando el desenlace de los acontecimientos, cualquiera que fuese.

Adrièv

El nombre de Andriev es Andriev Ylworoslov, pero yo lo conocí como Andriev Vudrov.Sus años y su procedencia, su país de origen, su oficio y sobre todo su seguridad, lo convirtieron ante mí en un ser alucinante y sin preceden- tes.Su estatura sobrepasaba la mía de los hombros para arriba; sus cabellos lisos y claros cortados todos en orden detrás de sus sienes; su distinguido aplomo, su imperturbable seriedad y sobre todo, un perfecto control para sostener la mirada, todo esto, lo hacía muy diferente a los chicos que alguna vez había conocido.

Jan

Jan, a quien había amado, y aún seguía amando, poseía un don supremo de encanto personal unido a una cierta ingenuidad. Sus impresiones, todas, las guardaba para sí, quedándose anclado en ellas por meses, por años. Su aspecto agradable, se condecía muy bien con su cabello enmarañado, oscuro como el castaño y siempre en desorden por el natural rizado. Jan poseía unos ojos que sonreían al hablar, con abundancia de pestañas las que le conferían una mirada soñadora, nariz algo ancha y mentón recto que encuadraba en perfecto ángulo en su rostro más bien cuadrado. De una ternura inusitada, como…

Sobre Paska

Paulina Mönckeberg, creadora original de Pascualina, se aventura a develar en once tomos, todos aquellos aspectos que en su mente y privilegiada imaginación han quedado sin escribirse y fuera de su pluma hasta esta novela.
Paska 2020 Todos los Derechos Reservados | Diseño web Mdi360.cl

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.